Antagonías jónicas hereditarias

Sunday, August 17, 2008

Para volverme tú me destrocé en el aire
y ya en la tierra el polvo me sacudió en sus brazos.
Pero la tierra cambia para volverse barro
y entre la lluvia envueltos, húmedos nos transformamos.
Hombre otra vez, me confundí de nuevo,
abandonando el cauce largo, la rápida corriente,
que me arrastró por montes, noches y tormentas
al silencioso mar
inmenso mar
de tus serenos brazos.

Thursday, August 07, 2008

Hoy me hice una promesa: no dejar de escribir. Alguna vez hace mucho tiempo la hice, pero la flojera, los ánimos y los desánimos pudieron más que yo. Ahora es un reto, excarvar de nuevo en las capas y capas de tierra que me da miedo remover. Es cuestión de valentía, abrir una página y llenarla de letras y letras que tengan coherencia; pero sobre todo de disciplina, evitar ver menos Doctor House y animarse a tomar pala y pico.
Y con esto del internet ya no hay excusas, ya no hay peligro de acabar con los árboles inecesariamente, las palabras aquí no matan a nadie.