Antagonías jónicas hereditarias

Friday, April 29, 2016

Enredadera

Niegas mi soledad enredada en tu muro. Eres de piel rojiza y mis ramas se prenden a tus piedras que forman paredes infranqueables que poco a poco ceden a mi prisión verde que te envuelve, muralla que existe para que exista.
Crujes como quejándote y de nada sirve. Mis brazos te ciñen y te horadan construyendo fronteras ocultas, ensanchando mi reino, devorando tu necedad de piedra.
Eres cada vez más polvo, soy cada vez más tierra.
Goza lentamente tu derrumbe en pie. Vuélvete conmigo rama y hoja. Vuela conmigo de muro en muro. Déjate devorar, no te resistas, ya no.


Wednesday, April 20, 2016


Un poema llamado Origen

Origen
La vista recoge el aire, incierta,
el sol emerge de mis manos pálidas.
Atrás queda la semilla, atrás.
La incertidumbre de la vida llega,
me besa.

Especies
Juego con las sombras de las ramas,
con el eco familiar de los susurros,
danzo con el aire alrededor del mundo,
sobre cada polvo de esta tierra árida.

Jacaranda
El tiempo nos viste de despojos,
nos arropa con harapos.
Con la esperanza de seguir andamos,
con la esperanza de no andar desnudos.

Salix B
Estiré los brazos: desapareciste,
y entre tus fantasmas construí mi vida.
Estiro los brazos: guardo tus fantasmas
y la piel que tocan permanece herida.

Arce Ginnala
Yace un filo ardiente devorando entrañas,
brazas desde el corazón consumen.
Miro el desconsuelo de las ramas,
arrasado el tronco, perforada el alma.

Prunnus
Fue tu casa cristalina fuente.
Antes de que tú nacieras, vida,
ya te amaba.
Y quedó mi nombre perpetuado, eterno,
cuando por primera vez tus lágrimas brotaron,
y al primer latido de tu corazón de niño
se labraron signos de inmortalidad en mi alma.

Quercus Ilex
Los dioses devoran la soledad del hombre,
yo no -ya no- los alimento.
Junto a mí los troncos, cordial compañía,
me elevan al fin entre sus ramas finas.

Lo que fue semilla a la tierra vuelve,
la tierra devuelve lo que al cielo arriba.