Antagonías jónicas hereditarias

Sunday, September 24, 2006

Te lo debo todo. Y te ves hermosa defendiendo la distancia entre nosotros. Me gusta blandir la espada e, indiferente, atravezarte. Pero ya no es posible.
Yo he vuelto a extender las alas, pero me he ido lejos.
Tú sigues viéndote hermosa vestida de gris, descalza. Hermosa buscando rostros morenos y cabellos erizados.
Yo cargo retratos imposibles: posa de nuevo para mí. Yo tengo letras cansadas, inmóviles, irritadas.
Tú puedes escoger.
Yo seguiré volando, guardando la espada para que no te defiendas, alejándome de ti para que no te aburras. Quédat allí, ya no mires. Ya no te debo nada.

Friday, September 22, 2006

Cuando uno cree que ha hecho locuras, no ha hecho las suficientes.
Dejar de escribir durante tanto tiempo me ha dado dolor de estómago: hoy el dolor fue tan fuerte que me decidí a escribir. Así que escribo, no para entenderme, sino para alcanzar el grado de locura que las letras dejan.
De esta manera los retratos imposibles que cargo no podrán reclamarme nada.

Monday, September 04, 2006

Doble filo

Saeta sangre veloz y muerte,
vértigo largo, sin alma el cuerpo,
sonidos huecos, la luna inerte,
el fuego fatuo cual fuego fértil,
cuerpos sembrados, tirados, muertos,
saeta sangre veloz la Muerte.

Mirada virgen desde lo lejos,
luz que se toca en llamas ardientes,
dedos y redes cazando ojos,
amor miradas que van matando:
saeta sangre veloz y muerte.

Llegan los hombres, se van los años,
dioses alados, cuerpos ya idos,
nubes robadas, vientos ladrones:
rondan fantasmas
¡Ay cuántos gritos!

Saeta sangre veloz la Muerte.

Ojitos

Voy, voy. Ya voy.

Por dentro una mujer, su furia,
el fuego es ácido que penetra y que calcina.

Ojitos tornasol
Ojitos que no ven
Ojitos que se vuelven a caer.

Soy y voy.
Yo soy.

Lo sé, lo supe.
Hace tiempo lo sabía.

Corazón perfecto,
desnuda sinrazón.

Camino, caminar:
recordar.
Si recuerdas morirás.

Era ayer
ayer cuando fuí.

Ojitos de pescado
en las plantas de los pies.