Antagonías jónicas hereditarias

Wednesday, March 25, 2009

Para Adry


Es curioso como estoy aquí, extrañándote. No te he dicho hola en todo el día y siento vacío mi corazón. Y es que el día de hoy llovió sin que nos saciáramos de lluvia. Faltó más aire, más silencio, más encuentros. Me faltó abrazarte, tomarte de la mano, besarte.

¿Por qué los días no tienen tatuado el aire con tu nombre, las nubes con tu rostro?

Caen por todas partes las palabras que han madurado y las levanto para construir con ellas.

Quiero una casa, un bosque, una playa enorme. Quiero entrar a tu cuarto antes que tú y olvidar el día mientras te espero.

Mientras te extraño como nunca apago las luces, me acuesto en al agua y hablo de ti.