Antagonías jónicas hereditarias

Thursday, February 09, 2017

A un Don Nadie, que ni es arquitecto, ni manda



Creador de sueños, arquitecto, dices,
demiurgo coronado de laureles,
dibujas con dibujos las crüeles
¿qué llamarlas? ¿finuras? ¿cicatrices?

Tal arte, dices, es más arte que arte,
loas buscas mostrándote arquitecto,
dibujas líneas que se creen proyecto
pero haces heces en vez de hacer arte.

En tu pedestal de mármol, estatua
inmóvil, -vil regente de otros tantos
ciegos-, tu presencia de piedra es fatua.

Y provocas, no celos, sino llantos;
de dios, tu porte de demonio peca,
y la ignorancia en ti es biblioteca.

0 Comments:

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home