Antagonías jónicas hereditarias

Monday, February 06, 2017

Vivo aquello que no olvido



Vivo aquello que no olvido,
queriendo lo que quisiste,
sufriendo que tu destino
a mi destino resiste.

Lo que yo perdí suspiro,
añoro lo que no existe
y, cobarde, ya no miro
lo que, alegre, sigue triste.

Y si por querer tenerte
tengo el corazón perdido,
a tanta fuerza de perderte,
tengo el pensamiento herido.

En este tormento vivo
entre tenerte y perderte:
nada -al no tenerte- vivo,
vivo, al perderte, mi muerte.










0 Comments:

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home